Logo Casen Recordati Header

A veces pasa

Todo lo que debes saber sobre la disfunción eréctil

Diferencias entre hombres y mujeres en su madurez. El sexo del reencuentro.

Diferencias entre hombres y mujeres en su madurez. El sexo del reencuentro.

Los hombres, al contrario que las mujeres, no suelen cuidar en exceso su salud y además suelen tener unos hábitos de vida más insanos. Todo esto -unido a una mejor genética femenina-, determina la menor esperanza de vida de los hombres junto con un deterioro más rápido de su salud.

 

Salud y sexo están muy relacionados. La mayoría de las alteraciones de la erección del pene tienen una causa física en relación con malos hábitos de vida como puede ser la obesidad, el sedentarismo, el tabaquismo o enfermedades como la diabetes y la hipertensión arterial mal controladas entre otras.

 

El sexo es una parte vital en la relación de pareja. Lamentablemente, en muchas ocasiones hombres y mujeres que habiendo disfrutado de una vida sexual formidable y que en la madurez todavía se sienten vigorosos van abandonando poco a poco y sin casi darse cuenta el sexo por desidia, lo que les puede pasar factura y generar tensiones innecesarias. Para evitar que esto ocurra es interesante seguir estos consejos:

– Educar a los hombres en la importancia de la prevención, detección precoz y tratamiento de sus problemas de salud y sus alteraciones sexuales.

Concienciar a las mujeres para motivar en sus parejas hábitos de vida saludables incluyendo dentro de éstos la práctica de sexo.

– El aumento de la edad y de los achaques inherentes a ella no pueden ser motivo para abandonar el sexo.

– Las alteraciones de la erección aumentan con el paso de los años. En la actualidad hay tratamientos efectivos que aportan soluciones inmediatas. Para ello, la colaboración de la mujer es importante para su resolución.

– El sexo puede ser en la madurez un reencuentro de la pareja. Por otro lado su práctica es lo que puede mantener joven a los dos miembros tanto física como mentalmente.

– Con la jubilación y la marcha de los hijos del hogar muchas parejas pueden reencontrarse y mejorar su relación y esto se refiere también a la práctica del sexo.

– Las parejas con el paso de los años deben adaptarse a sus nuevas condiciones físicas aprendiendo a convivir con los posibles achaques, iniciando nuevas posturas adaptadas a su edad y tomándose todo el tiempo que sea necesario para la práctica del sexo.

 

En la madurez hay que aceptar las nuevas situaciones con optimismo, desdramatizando, siempre tomándolo todo con mucha naturalidad. La práctica sexual debe tomarse de igual modo.