Cómo explicarle a mi pareja que tengo disfunción eréctil

Cuando padeces disfunción eréctil, y tienes que explicárselo a tu pareja, el modo en que lo hagas, va a depender mucho del tipo de relación que tengáis. No será lo mismo si estáis empezando la relación que si lleváis ya un tiempo juntos. No será igual, si padeces disfunción eréctil antes de conocer a tu pareja, que si aparece a lo largo de vuestra relación.

Una pauta común para los dos tipos de situaciones será informarse bien, como primera medida, del tipo de disfunción eréctil que padeces. Si es de origen orgánico, por medicación o de origen psicológico. Intentar estar lo más informado posible sobre origen y tratamiento ayudará a que te veas más preparado a la hora de dar una explicación y por tanto más seguro. Cuanta más información tengas menos “malos entendidos” se interpondrán entre tu pareja y tú.

Otro tema que debéis tener en cuenta ambos, es no hacer caso a ciertos mitos sexuales extendidos en nuestra sociedad que dificultan poder hablar tranquilamente y sin reparo de la disfunción a mi pareja. Se trata de ideas erróneas que, por la falta de información sexual, a veces se tienen. algunos de estos mitos son:

“Sexo y relaciones sexuales quieren decir coito”

“Una buena relación sexual requiere un orgasmo”

“Todo hombre debe saber cómo dar placer a una mujer”

“Si un hombre no consigue una erección es porque no encuentra sexualmente atractiva a su pareja”

“El hombre que no tenga buenas erecciones no tiene capacidad sexual”

“El sexo es algo natural y espontáneo, hablar de él lo estropea” 

Cuando estás empezando a salir con alguien, es normal que te sientas inseguro y tengas miedo al rechazo, porque no sabes cómo ella va a reaccionar cuando se lo expliques. Creo que es bueno que sepas algo sobre las mujeres. No todas priorizan el sexo y rechazan al hombre que tiene dificultades. Para muchas es más importante sentirse queridas, valoras, apreciadas y bien tratadas.

Si a pesar de tu disfunción, sabes satisfacer la necesidad de una mujer de sentirse querida y valorada puedes llegar a conseguir que la disfunción eréctil pase a un segundo plano. Añadir que, dentro de las relaciones sexuales, hay muchas cosas que puedes hacer. Incluso me atrevería a añadir que son muchas las mujeres que disfrutan con los juegos preliminares, con los besos y las caricias.

Además, muchos orgasmos femeninos son clitorianos no siendo necesaria la penetración vaginal. Con esto quiero decir que una mujer puede disfrutar del sexo contigo perfectamente. Puedes explicarla que podéis ir jugando y probando maneras de obtener placer a través de múltiples formas y no sólo con la penetración.

También, dejar claro a la persona, que la disfunción eréctil no es irreversible y que con tratamiento se obtienen grandes resultados. Por tanto, a la hora de explicarle todo lo anterior destaca mucho en el mensaje el interés y la atracción que sientes por ella.

Si en tu caso, ya lleváis tiempo juntos, y la disfunción eréctil ha aparecido durante la relación, habrá que dejar claro los sentimientos hacia tu pareja y que el sentirte atraído por ella no va a cambiar ni ha cambiado por tener una disfunción eréctil. Este es probablemente uno de los miedos presentes en las mujeres cuando descubren la disfunción eréctil de sus parejas.

Otro punto importante a aclarar es cómo va a repercutir a la hora de mantener relaciones sexuales. Señalar que a pesar de la dificultad presente, puedes disfrutar del sexo, por lo que no hay que reprimirse a la hora de mantener relaciones. Tanto uno como el otro podéis daros placer mutuo de otras maneras y no sólo a través del coito, porque tu capacidad sexual no está anulada.

De hecho, en casos donde la disfunción eréctil es de origen psicológico, ayuda mucho no orientarse en medir el éxito en función de cómo se mantiene la erección, porque esto genera ansiedad si no se da y de ahí la pérdida de erección. Más bien, lo que sería bueno es que tengas más presente el grado de placer y abandono durante las relaciones sexuales. Explícale a tu pareja lo que sucede y por qué sucede. Abre puertas para que ambos sintáis que ella puede ser de gran ayuda, pues puede convertirse en una parte importante en la resolución del problema. No sólo tienes que informar de lo que te pasa, también es bueno que pidas: Que señales lo importante que es para ti sentirse comprendido, apoyado y no juzgado por ella.

La actitud de ella va a ayudar a que lo sobrelleves mejor o peor pero tú no debes dar por hecho que eso es lo que tiene que ocurrir. Es verdad que a veces ocurre así, sin decir mucho ya sientes la comprensión y el apoyo de tu pareja pero no siempre es así. Es bueno que seas capaz de hacerte entender. Que no sólo te limites a dar la información de lo que te pasa y ya está, sino que puedas compartir cómo te sientes, lo fácil o difícil que te resulta hablar del tema… Todo lo que facilite que se pueda dar una comunicación abierta sobre la disfunción y no se transforme en un tema tabú, será bienvenido.

Por último, me gustaría señalar los casos en los que el hombre ha sido capaz de hablarlo con su pareja y se ha sentido rechazado o decepcionado por la respuesta de ésta. Si esto es así puede que el problema no esté en la disfunción eréctil y haya que tratar otros temas que afectan a la relación de pareja. Seguidamente, ambos podéis valorar si los problemas son resolubles y si no, plantearos si la elección de la pareja es la adecuada.