Logo Casen Recordati Header

A veces pasa

Todo lo que debes saber sobre la disfunción eréctil

¿Existe la andropausia o mal llamada ‘menopausia masculina’? ¿Qué consecuencias tiene en los hombres?

¿Existe la andropausia o mal llamada ‘menopausia masculina’?

Pasados los cincuenta años, los hombres pueden presentar una disminución progresiva de la producción de testosterona (la hormona masculina por antonomasia). Esto conlleva unos cambios clínicos, que en algunos hombres son más evidentes que en otros. Es esto lo que se ha venido denominando andropausia y lo que se conoce coloquialmente como menopausia masculina.

La denominación se deriva de la comparación que socialmente se establece con el proceso que ocurre en las mujeres (menopausia), pero la verdad es que existen grandes diferencias en la forma de envejecer de hombres y mujeres. En la menopausia las mujeres dejan de ovular y de menstruar y con ello pierden la función reproductora, aunque por supuesto esto no significa en absoluto el fin de la feminidad. Los hombres, con la llegada de la andropausia, aunque disminuyen en su fertilidad, continúan produciendo espermatozoides con lo que son capaces de fecundar hasta edades avanzadas.

El término más correcto de la caída de testosterona de algunos varones a partir de los cincuenta años, tendría el difícil nombre de Hipogonadismo de la edad tardía”. 

Existe una serie de síntomas que se producen con la caída de la testosterona en algunos hombres al llegar a la andropausia:

– Disminución de la actividad intelectual y pérdida de la memoria, lo que secundariamente produce depresión y ansiedad.

– El hombre se siente mayor y disminuye su autoestima.

– Falta de la orientación espacial.

– Pérdida de la sensación de bienestar.

– Cambios de humor, con irritabilidad y hasta agresividad.

– Insomnio y fatiga crónica. Otras veces, y como consecuencia de lo anterior, somnolencia diurna.

– Falta pronunciada de energía con disminución de la fuerza y de la masa corporal.

– Síntomas sexuales: deseo sexual inhibido (libido) junto con disminución de la calidad y cantidad de erecciones (especialmente las nocturnas). Se necesita más estímulo para conseguir una respuesta sexual adecuada.

– Disminución del vello corporal. Piel seca y arrugada. A veces sudores y rubores.

– Osteoporosis y riesgo aumentado de fractura ósea.

– Problemas circulatorios. Suben las cifras de colesterol y se deteriora entre otras cosas, la función cardiaca.

– Aumento de la grasa corporal y de las mamas.

Diagnóstico de la caída de la testosterona de los hombres mayores

Para llegar a un diagnóstico de “Hipogonadismo de la edad tardía”, debe existir una clara evidencia clínica y bioquímica de déficit de testosterona, junto con algunos de los síntomas que lo definen y que hemos comentado con anterioridad.

Cambios de hábito de vida

Sería recomendable para aquellos hombres que tengan alguna alteración en sus niveles de testosterona que modificasen sus hábitos de vida:

– Dieta sana: aumentar la ingesta de grasas saludables (Omega 3 y monoinsaturadas).

– Control adecuado del peso. Cuanto más sobrepeso tienen los hombres poseen mayores niveles de estrógenos, la hormona femenina y menores niveles de testosterona, la hormona masculina por antonomasia.

– Vida relajada. Ante situaciones estresantes, el organismo secreta cortisol y esta hormona determina la disminución de producción de testosterona.

– Dormir bien. Los hombres que duermen de seis a ocho horas tienen mayores niveles de testosterona.

Tratamiento de la disfunción eréctil

Muchos hombres precisan medicación para mejorar la calidad y la frecuencia de sus erecciones. No obstante, consulte a su especialista para mayor información.